La belleza empieza sembrándose por dentro. Una vida sana, una mente ágil y cultivar el alma...

Elegir la base de maquillaje según el tipo de piel y las necesidades. ¿Cuál escoger?


Hola. Hoy os traigo un vídeo sobre las bases de maquillaje. Cuál elegir según nuestro tipo de piel, dado que lo más normal es comprar un producto indicado para nosotras. Si tenemos la piel grasa normal no deberíamos testar con uno para pieles alípicas.
Aquí os dejo el vídeo tratando el tema, y más abajo el resumen.


Para elegir una base de maquillaje que nos convenga debemos considerar ante todo nuestro tipo de piel. En un vídeo anterior ya hablamos de los tipos de piel y de sus cuidados, si no lo habéis visto os lo dejo aquí. 

Consideraremos también el efecto que queremos lucir, si jugoso, mate, satinado, natural, etc, nuestro estilo de vida, si tenemos tiempo para retocarnos a lo largo del día o si no podemos ir muy pintadas en el trabajo, etc…, y también nuestro presupuesto económico. Lo que deseamos invertir.
Qué base elegir si la piel es:
-Normal: puede permitirse cualquier tipo de base de maquillaje tanto fluida, como en mouse, en polvo, en barra, etc.. Depende de cada una y del resultado que desee o el tren de vida que lleve y el presupuesto.
-Sensible: sea del tipo de piel que sea, (normal, grasa normal, alípica, etc…), probaremos con bases de farmacias o con marcas que trabajan con productos suaves, que no contengan alcohol, perfumes o componentes agresivos. 
-Grasa normal: evitaremos las bases que contengan aceites. Elegiremos bases que controlen la producción excesiva de sebo. Lo mejor sería una base en polvo para que absorba el sebo y neutralice los brillos. También podríamos utilizar una líquida y luego matificar con un polvo, incluso bases en mousse, en crema o las de formato en barra, que abarquen las fórmulas y las propiedades aptas para pieles grasas. Oil free. 
-Grasa deshidratada: lo mismo que en lo anterior, pero además tendremos que buscar una base que nos aporte la emulsión acuosa, humectante, para retener el agua que necesita nuestra piel.
-Seca alípica: Olvidaremos las bases en polvo o las bases que resequen. Podríamos optar por una BB cream, por mousses, por bases cremosas o por una base líquida que no refleje un acabado mate o muy cubriente porque impediría esa visión de piel fresca. Nos fijaremos que la emulsión sea hidratante.
-Seca deshidratada: lo mismo que lo anterior pero además adquiriremos productos que recompongan esa falta de agua. O antes de aplicar la base que elijamos usaremos serums, cremas o prebases con emulsiones humectantes e hidratantes.

-Mixta: antes de nada pregúntate qué tipo de mixta eres, es decir si la tienes más grasa que seca, o normal pero grasa en la zona T etc…  Ya sabiendo esto compraremos según la necesidad (emoliente, humectante, hidratante,  etc…) sea cual sea el formato: líquido, crema, mousse, barra, BB cream o polvo. Si no estás muy segura pide consejo a la vendedora. Incluso puedes mezclar varios formatos en diferentes zonas, como usar una mousse y sellar con polvo.

-Madura: Elegiremos bases lights para evitar realzar todas las imperfecciones debidas a la edad como lo son las líneas de expresión y las arrugas. Adquiriremos cremas con color o BB cream. Aléjate de un acabado mate o de los polvos porque la piel se podría ver acartonada. Queda más bonito un aspecto satinado y luminoso. 

-Asfíctica: Como dije en el vídeo sobre los tipos de pieles, es conveniente ir al dermatólogo y que sea él quien te indique los productos que nos serán beneficiosos, sean leches limpiadoras, cremas, bases de maquillaje, coloretes, etc…


¿Qué tipos de emulsiones existen?
-Emoliente: aporta tersura y elasticidad
-Humectante: que absorbe y retiene el agua
-Hidratante: que restituye la humedad.
-Emulsiones nutritivas son para la noche y son de tipo A/O
-Emulsiones hidratantes, son de tipo O/A, más para el día.
-Emulsiones evanescente: se absorben enseguida, o da la sensación de que el producto ha desaparecido fundiéndose con la tez.

Los formatos de las bases pueden ser: en mousse, en polvo compacto, en polvo suelto con o sin color, en barra, líquidas y en cremas. Tras elegir el formato adecuado para nosotras debemos contemplar otras consideraciones a parte del tipo de piel.
- A poder ser que contenga protector solar sobre todo para las pieles sensibles, muy finas y frágiles.
1-  También la cobertura que buscamos o el efecto que más nos guste, sea luminoso, cubriente, mate, jugoso, natural, etc… 
   -   El color y subtono que se asemeje al nuestro. El subtono pude ser, rosado, amarillo, anaranjado, etc… No adquieras un color mucho más oscuro que el de tu tez. De normal, con el transcurso de los meses, usamos distintos números. En verano suele ser más subido de tono y en invierno más claro.
   - Para saber qué base nos conviene a cuanto tono se refiere, aplicaremos una pequeña cantidad en la área del cuello junto a la mandíbula (en el caso de que estemos maquilladas cuando vamos a comprar la base). No lo hagamos sobre la mano porque no es el mismo color que el de nuestro rostro. Es aconsejable que transcurran unos cinco o diez minutos desde la aplicación para que el color se asiente, ya que muchas veces muda un poco. Aunque el tipo de luz que nos rodea también es importante, así que procuraremos no ponernos bajo un foco demasiado blanco ni muy amarillo, y si tenemos la posibilidad de salir a la calle antes de decidirnos o de llevarnos una muestra antes de adquirir el producto mucho mejor.
Espero que os haya ayudado un poco. ¡Suerte con la búsqueda! Un beso y feliz día.





2 comentarios:

  1. Me gusta mucho este post, es muy informativo! acabo de conocer tu blog!te invito a visitar el mío para que dejes tu opinión y sugerencias!!!! Muchas Gracias ! Espero tu respuesta!! http://miredline.blogspot.de/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nataly :) Encantada. me alegro de que esta entrada te resulte de utilidad. Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...